Anime #4: Yuri!!! On ice

¡Hola, palmeriers!

¿Os gusta el yaoi, el yuri? ¿Sois fujoshis o fudanshis? ¿No sabes de lo que estoy hablando? Más adelante haré una entrada con explicaciones con esos términos. Hoy os traigo un anime perfecto para quien le guste y sea lo antes nombrado. Supongo que todos lo habréis visto ya... Pero nunca se sabe.




Yuri!!! on ICE

Título: Yuri!!! On ice.
Título original: ユーリ!!! on ICE.
Director: Sayo Yamamoto.
Adaptado de: Anime original.
Capítulos: 12.
Temporada: Única. (de momento)
Género: Yaoi, deportes.
Publicación: 6 de octubre de 2016.

La historia se centra en Yuuri Katsuki, un joven patinador artístico sobre hielo japonés que sufre una dura derrota durante las competiciones finales del Grand Prix, quedando último en la competición. Al regresar a su ciudad natal de Hasetsu, en Kyūshū, tras cinco años, Yuuri se dirige a una pista de patinaje local donde imita a la perfección una coreografía del famoso patinador ruso Victor Nikiforov, a quien admira desde pequeño. Cuando el video de Yuri patinando es subido al internet sin su conocimiento, atrae la atención de éste, quien decide convertirse en el entrenador de Yuuri. Junto con Victor, Yuuri aspira a ganar la final del Grand Prix mientras lucha contra su mayor rival, el ruso Yuri Plisetsky, un patinador prodigio de 15 años de edad.


Éste anime me fue muy recomendado y constantemente bombardeado para que lo viera por parte de dos de mis amigas más apreciadas. La verdad es que se esmeraron mucho, hasta que consiguieron que lo viera. Nunca antes había visto un anime sobre deportes, y hoy por hoy, sigue siendo el único. Podría decir, que es también el primer anime totalmente yaoi que veo. Sí es cierto que he visto animes en los que hay parejas yaoi, o se intuyen, pero nunca que fuera directamente catalogado con éste género. La verdad es que estaba más acostumbrada a leerlo en novelas o libros ajenos al manga.

El anime se basa en la vida de Yuuri Katsuki, un patinador japonés bastante deprimido por perder el Gran Prix. Vuelve a casa, a Japón, tras la derrota y vuelve a su amada pista de patinaje en la que solía practicar de pequeño. Allí, imitando la coreografía de su ídolo, Victor, es grabado por dos gemelas, amigas de Yuuri, y fans. Sin su permiso lo subieron a internet, y todo se descontroló.

La verdad es que dudo que pueda alegar algo más de este anime que no sea la palabra "perfección". Sí, tal vez es exagerado, pero para mí sigue siendo uno de mis animes favoritos. Lo vi hace ya un tiempo, hace unos meses. Y ya deseo volver a verlo muchas más. Empecé a verlo con ilusión, porque decían que era demasiado bueno como para que no lo hubiera visto, cuando hacía apenas unas semanas desde que habían dejado de emitirlo por su finalización. Tardé un tiempo más, pues no tenía tiempo libre para poder verlo con tranquilidad. Pero una vez empecé, no pude parar. Era todo tan... sumamente genial... Lloré en más de una ocasión. Sé que es algo muy habitual en mí, pero no puedo evitar constatarlo. ¡Es precioso!

Si esto fuera un libro, indudablemente estaría en mi estantería imaginaria de mis libros con estrella. Deberé hacer un pequeño apartado de seleccionados a estar en dicha estantería en este blog...




Mireia Oliver García

21 años. Escritora. Una pequeña rata de biblioteca perdida entre paginas numeradas y palabras encantadas. Amante de la cultura asiática. Bailarina de K-pop.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por leer hasta el final!

Me encantaría que me dieses tu opinión sobre la entrada. Por supuesto, no es obligatorio, pero me ayuda a conoceros más.

¡Recuerda hacerlo siempre desde el respeto!